domingo, 12 de diciembre de 2010

Noveno Buscapié

La UPR vuelve a ser escandalo...y tema de columna. Interesante: un lector iracundo despotricó contra lo dicho. Aparentemente también le molestó mi carta a Calle 13. En cualquier caso, el cobarde nunca usó su nombre, se metió con mi viejo y logró construir un discurso con la cohesión textual de un proyecto de alumno de primer grado y la brillantez de una bombilla fundida. A veces desearía que la columna en El Nuevo Día fuera semanal, como la de UWeekly, y así poder disfrutar más de levantar pasiones. Entretanto, seguimos a la espera de una solución para la saga de la UPR...

Gabino Iglesias
12 Diciembre 2010
Uróboros


Hela ahí, la eterna y simbólica serpiente que devora su propia cola. Para muchos no es más que un emblema usado por alquimistas o la manera en que representaban la continuidad de todas las cosas en el Antiguo Egipto. Para otros pocos, los incorregibles nihilistas discípulos de Nietzsche, el uróboros es algo más: la representación visual del doloroso eterno retorno.

Aunque sea triste, el eterno retorno es a veces tan tonto como el concepto de que alguien engulla su propio trasero. En Puerto Rico, país conocido por su constante fanatismo por el pensamiento filosófico, la negación absoluta de los apasionamientos tontos y la preponderancia de esbeltos cuerpos perfectamente capaces de tragarse su propia retaguardia, el uróboros debería formar parte del escudo.

Propongo sacar al cordero de encima del libro y reemplazarlo con un uróboros que, en lugar de sentarse sobre él, embuche el libro. Con semejante escudo de armas, sería más fácil entender la situación de la UPR.

Horribles barricadas se yerguen delante de enmascarados agentes de la justicia social que ahora están dispuestos a sacrificar a la UPR por la friolera de $800. Pregunto: cuando la cosa se pone así de ridícula, ¿lloramos o reímos? ¿Aceptamos que somos una colonia con alma de república bananera? Quiero que Chicky Star me lo explique.

Mientras tanto, la administración parece encontrar algún perverso placer en la perpetuación innecesaria del impasse y se niegan a la negociación. ¿Recuerdan la broma aquella que insinúa que nos deben gobernar las que Sabina llama “cenicientas de saldo y esquina” porque sus hijos no han podido? Creo que es tiempo de dejar de pensar en eso como una broma y considerarlo como una opción viable.

Seguro que mi suspensión sumaria de carácter retroactivo ya está en el correo.

Oigo un suspiro profundo. Es la voz de una ínfima y necesaria parte de la diáspora intelectual borincana: “Yo tenía planes de volver…pero si la ‘íupi’ se va pal ca… ¿a qué volver?”

El eterno retorno de la estupidez cercena el retorno de todos.

n El autor es estudiante doctoral.

http://www.elnuevodia.com/columna-uroboros-835063.html

4 comentarios:

David dijo...

No sería también apropiado un cordero que se come el culo? Claro que su anatomía no ayuda tanto, pero se puede manipular como dibujo al fin. Total, el mismo país es manipulado por la misma gente desde hace un siglo como mínimo. Acerca de Calle 13, este queda como un filósofo (elige cualquiera) al lado de una casta política que parece fruto del cruce entre hermanos.

David dijo...

Que conste que no he comprado ni un CD de ellos.

Me dijo...

Hey, read this :)

http://www.elcoquicojo.blogspot.com

Me dijo...

Hi, again! Please take heed of an anonymous comment I wrote at www.elcoquicojo.blogspot.com entitled "Mensaje a José Figueroa Sancha y a la Policía de Puerto Rico"
It has not yet been posted, but if it isn't then I would find this blog highly suspect. If it is,then you get to know my line of thinking or I'll let you know later on.
Love, B. :)